¿Cuánto vale un dron?

Esta pregunta es difícil de responder, ya que hay un sinfín de alternativas y combinaciones que dependiendo del uso que le queramos dar a nuestro equipo, nos hará bailar el precio arriba o abajo. Podríamos darle respuesta a la pregunta ordenando los diferentes temas anteriormente mencionados. Vamos a empezar por el modelo de dron, y […]

Esta pregunta es difícil de responder, ya que hay un sinfín de alternativas y combinaciones que dependiendo del uso que le queramos dar a nuestro equipo, nos hará bailar el precio arriba o abajo.

Podríamos darle respuesta a la pregunta ordenando los diferentes temas anteriormente mencionados.

Vamos a empezar por el modelo de dron, y vamos a buscar un dron de gama media, que nos permita poder hacer trabajos puramente profesionales y que pueda estar al alcance del mayor público posible, valiendo sobradamente también para un uso personal, ya que es un dron muy portable y fácil de usar.

Hablamos del DJI Mavic 3 en su versión audiovisual. (hay dos versiones técnicas de las que no hablaremos aquí, una para fotogrametría y otra para imagen térmica).

El dron como tal, lo podemos encontrar en la tienda por un precio de unos

1.923€

y viene equipado con casi todo lo necesario para poder volar, grabar y hacer lo que esperamos de él. Decimos casi, porque vamos a necesitar un dispositivo móvil, que deberemos conectar a la emisora de control, con el fin de tener (mediante la App propia de la marca) la imagen de las cámaras (monta 2 ud.) y los datos de la telemetría, ambas cosas 100% necesarias para poder generar material audiovisual.

A partir de aquí, ya podemos empezar, pero debemos tener en cuenta que con este modelo de dron sólo disponemos de una batería de vuelo, lo que nos llevará a poder atender únicamente trabajos cortos, o nos obligará a tener que interrumpir el rodaje para cargar la batería de vuelo. 

Si nuestros trabajos previstos nos exigen varios vuelos en el rodaje, podríamos dar un paso más y dada esta necesidad, nos saldría muy rentable hacernos de un pack llamado “vuela más”. Este incluye dos baterías extras (teniendo tres en total para triplicar el tiempo de vuelo), una base de carga donde podremos conectar las tres baterías (las carga una a una), un juego muy completo de filtros de densidad neutra (para poder encontrar mejor la luz correcta que nos permite poder ajustar de una manera más optima las cámaras), y algunos pequeños detalles más. Para esta configuración de dron nos situaríamos en una cifra de

2.626€

y con la misma necesidad anterior de un dispositivo móvil. 

El siguiente nivel lo encontraríamos con un equipo aún más profesional en cuanto a la calidad del formato de grabación, permitiéndonos grabar en Apple ProRes (formato exigido por muchas productoras que hagan trabajos más profesionales), y que a su vez dispone de una memoria interna de un 1TB, con un juego adicional al anterior de filtros de densidad neutra, y algo muy importante, una emisora con pantalla incluida con un brillo que te permitirá trabajar bajo un sol de justicia viendo sin problema esta pantalla integrada. Ahora ya estamos hablando de

4.799€.

A esto, y si aún tenemos más necesidades por el tipo de trabajo al que debamos responder, podríamos sumarle, por ejemplo:

Baterías extras, al menos tres más, que las encontramos por 199€ cada una, dos bases de carga para poder conectar las nueve baterías a la vez, dos transformadores más para dichas bases de carga y la emisora + la batería externa (si es que la tenemos), un maletín de viaje, tarjetas rápidas de memoria MicroSD, un pupitre para trabajar más cómodos, un arnés para poder colgarnos el pupitre, una batería externa para poder cargar la batería de la emisora en rodaje, (la batería de la emisora nos dura unas 5 baterías de vuelo), un monitor cliente para que desde dirección de rodaje tengan visión de la imagen del dron, un trípode, cables HDMI, SDI y conversores, herramientas necesarias para poder solucionar en el set de rodaje pequeños problemas, mesas y carros, etc… teniendo en cuenta todo esto que ya es nivel muy exigente, podemos estar hablando fácilmente de unos

6.500€

Dicho todo esto, debemos tener en cuenta algo que no todo el mundo sabe, y es que para contratos 100% profesionales con actuaciones del mismo nivel, en la mayoría de los casos va a ser necesario exigido por la productora contratante un equipo de dron y cámara del mismo primer nivel de back-up (dron de repuesto), sumando a este último total, unos cuantos euros más. 

NOTA: Si tenemos en cuenta un equipo de la línea del DJI Inspire 2, fácilmente estaríamos hablando en comparación al equipo anterior de unos aproximadamente

28.000€

Si te gustaría contar con un servicio completo a la hora de realizar grabaciones o fotografías aéreas con drones, no dudes en contactar con nosotros.